viernes, 28 de diciembre de 2007

De momento

Me gusta

sentirte,
en mis venas, mi cuello,
y toda mi piel.
sentirte,
buscando mi yugular,
y encontrando mis labios.
sentirte respirar,
susurrar,
y hablarme al oído.
sentirte sobre mi pecho,
y dando vuelta mi cuerpo.
sentir tus ojos mirando los míos,
y tu mirada diciéndome todo.
sentir tu fuerza al levantarme,
y tu delicadeza cuando me acariciás.
sentir
la suavidad de tu piel,
y la bondad de tu boca,
la humedad de tu lengüa,
y la intensidad de tus ojos,
la dulzura de tus dientes mordiendo tu labio,
tus cachetes rojos
y tu piel transpirando.
tus dedos recorriendo mi espalda,
tus constantes caricias,
y los besos tan dulces que me das
en todo momento.
la atracción mutua,
y la sensación de deseo que permanece.
tu perseverencia,
paciencia, y gusto por las repeticiones.
tu fuerza al sujetarme,
tu cuerpo explotando,
y vos diciendo adiós al deseo contenido.

jueves, 27 de diciembre de 2007

Imagen de esa noche

La vista desde la galería,
con el condimento ideal de tus besos,
y la suavidad de tus brazos en mi cintura.

martes, 25 de diciembre de 2007

Huella

Delta

Es de día y recuerdo esa noche,
un río iluminado por la luz blanca
de una luna llena y redonda.
Una calma envolvente,
un sinfin de caricias,
y una paz permanente.
La invasión de mosquitos,
que casi no importaba,
el refugio con espirales
y una cama atrapante.
Tus gestos tan dulces,
y tus besos memorables,
un recuerdo muy lindo
de un fin de semana imborrable.

viernes, 21 de diciembre de 2007

De pronto

mi cabeza se resiste,
mi cuerpo está indeciso,
pero yo insisto.

lunes, 17 de diciembre de 2007

Qué sé

No sé de dónde vengo,
ni a dónde voy.
No sé cómo decir chau,
ni cómo olvidar.
No sé ser paciente y
no sé por qué debería serlo.
No sé cómo vivir sin cerveza,
y sin marihuana.
No sé cómo evitar el sarcasmo,
así como tampoco sé
cómo no amar el verano,
odiar el invierno,
y necesitar un cuerpo que con un abrazo
me de calor.
No sé estar en la sombra cuando hay sol,
ni por qué eso me lleva a imaginarnos bajo el agua.
No sé de dónde vengo,
ni a dónde voy,
pero espero que ahí estés vos.
Porque sé que quiero
una y otra vez,
mirarte, tocarte
y besarte.

domingo, 16 de diciembre de 2007

Silueta














Foto: Eugenia

viernes, 14 de diciembre de 2007

Una frase

"Sólo el que ha vivido el colmo de los infortunios, puede alcanzar la felicidad suprema."

* Decía la voz en off de Echarri al final del último capítulo de Montecristo.

jueves, 13 de diciembre de 2007

Formas de recuerdo

Una foto, un video, un recuerdo
de tu deseo,
de mis caricias,
de tu piel contra la mía,
de tu lengua acariciando mi boca,
y de tus besos en mi otra boca.
Un momento, una idea,
dos cuerpos atados,
entrelazados, pegados,
tu lengua y mi pupo,
mis manos y tu panza,
tus dientes y mi cintura,
mi cuello, tu cuello,
las mordeduras...
Una foto, un video, un recuerdo,
de tus labios recorriendo mi cuerpo,
de mis manos descubriendo tus secretos,
de nuestro cuerpos dibujados
con sudor y placer.
Una foto, un video, un recuerdo,
y vos adentro mío.

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Drunk Shadow


















Foto: Eugenia

martes, 11 de diciembre de 2007

Más veces

Y cuando pensar en vos por tercera vez queda ya en el olvido,
porque aparece una cuarta, una quinta, y quizás hasta una sexta vez,
las cosas empiezan a complicarse un poco.
Y así me doy cuenta de que necesito que vuelvas a tocarme.

lunes, 10 de diciembre de 2007

Tomar la iniciativa

En tiempos como los de "hoy", cambiantes, modernos y vertiginosos, pero por sobretodo efímeros; me pregunto por qué todavía hay quienes siguen atados a la premisa de que "es el hombre quien debe tomar la iniciativa", de cuyo enunciado se desprende que la mujer no debería hacer más que ver desfilar ante sus ojos aquel cuerpo, de carne y piel atractivos, intentando llamar poderosamente la atención de tan bien dotado hombre de las maneras más ridículas (pero justificadas), con el objetivo de ser invitada a: tomar algo, ir al cine, pasear, bailar, o saltear todo e ir directamente al telo.
No digo que no sea cierto que a las mujeres nos guste recibir invitaciones inesperadas, y que por sobretodo amemos aquellas que provienen del hombre con el que fantaseamos, deseamos, anhelamos, queremos, y hasta a veces necesitamos.
Pero si eso no sucede (porque tenemos diferentes tiempos, o porque el hombre no quiere arriesgarse a sufrir un rechazo, o porque simplemente no le gustamos -y aún no lo sabemos of course-), ¿por qué no podemos, nosotras, ellas, ser las que den un paso al frente con una propuesta? Quizás inesperada, quizás deseada.
Uno de los factores fundamentales que se convierte en problema en cuanto a esta cuestión es que algunos muchachos conservan aún una mente un tanto retrógada, que al menos en el plano inconsciente (lo digo para los que "no saben que lo hacen"), traducen este tipo de conductas pos-modernas de las féminas en un cierto grado de desesperación y necesidad, tal vez producto de una seguidilla de mal cogidas o simplemente de un líbido descontrolado.
A ver, necesidades tenemos todos. Y qué mejor que satisfacerlas con alguien que es de nuestro agrado, simpatía, y of course que nos despierta una fuerte sensación de deseo.
Sucede tambien que cuando ya se han producido varios "encuentros", y se ha superado la etapa de "coqueteo" (ayer mi padre usó esa palabra ridículamente graciosa), los hombres suelen malinterpretar un llamado para verse, salir, repetir algunas cosas del encuentro anterior y también innovar; con una desmesurada muestra de amor prematuro que dennota una necesidad de formalizar cuanto antes -y en consecuencia se asustan, huyen, recurren a sus amigos para comentarles la situación, y conjeturar en conjunto-.
Las muchachas no se quedan atrás, muchas de ellas -tal vez como consecuencia de estas erróneas traducciones en las que suelen recaer los boys- temen dar ese primer paso y prefieren ubicarse en la comodidad de la espera donde nada se arriesga, nada se pone en juego, y de paso se evita el garrón de un no como respuesta.
Sería ideal, propongo, que dejáramos atrás premisas tan ridículas y cargadas con adjetivizaciones y conceptos peyorativos que no hacen más que poner trabas frágiles (de una u otra manera encontraremos la manera de sortearlas), para aquellos que se gustan y quieren conectarse.
Pretender que siempre sea el hombre quien de el primer paso es tan aburrido como injusto (para nosotras y para ellos), porque en definitiva todos queremos amor, pero otras veces tanto los hombres como las mujeres sólo buscamos una noche de amor pasajero.

jueves, 6 de diciembre de 2007

Tres veces

Una vez me encontré pensando en vos y me sorprendí,
cuando eso ocurrió por segunda vez me pareció demasiado,
y cuando sin aviso estuviste en mi cabeza por tercera vez,
me di cuenta de que realmente necesito tocarte.

Mi pie izquierdo














Foto: Eugenia

Queso cremoso

Estos últimos días anduve -y sigo- con antojo de queso cremoso.
Por suerte (sólo para mí), en mi heladera hay siempre una buena porción.
Le he dado diversos y variados usos, apelando a la creatividad, para no caer en la monotonía y sacarle todo su provecho.
- En sandwiche de jamón y queso
- En el medio de dos cerealitas

- Derretido sobre las patitas de pollo
- Pedazos bien grandes derretidos sobre porciones de tarta de jamón y queso
- Hoy al mediodía tipo salsa: pequeños trocitos sobre fideos de morrón, y arriba, queso rallado.
- Y por supuesto, en varios momentos, solo.

¿Qué podré inventar mañana? Ñam. Ñam.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

Viajar

volver a sentir ese aroma,
respirar un aire distinto,
pisar otro suelo,
volver,
recordar esas sensaciones,
perderme y encontrar,
desconectar,
mirar y buscar,
ser extraña,
pensar en no volver,
descansar,
querer prolongar,
conocer, conocer y conocer.
sorprenderse y dejarse llevar,
alejarse de las horas,
disfrutar de los rayos del sol.
probar distintas comidas, culturas,
gente y rincones.
caminar como nunca,
sentir en todo placer.
viajar,
es viajar.

martes, 4 de diciembre de 2007

Paz

En un campo abierto

un campo abierto de cenizas,
un paisaje implorando ser visto,
pinceladas de colores fuertes,
trazos tan anchos como tus cejas.
un marco de soledad,
colgado en la pared
de un amor olvidado.
pastizales fumigados,
de placer ficticio,
y rosas rojas
que pinchan la piel,
profundo.
árboles que sonríen,
y pájaron que vuelan
sobre tu cabeza.
contornean tu figura,
y acaparan mi mirada.

Aguas turbias

algunos lamentos
en río de cemento.
tu figura desdibujada,
sobre una piedra de cáliz,
tus ojos muertos,
y tu cuerpo de sangre fría.
flotando en agua contaminada,
descolocado, amorfo,
sin sueño, arañado,
atónito, paralizado,
y olvidado.

Snif

Te extraña,
lagrimea y te espera!

En una canasta

dos ciruelas y una manzana,
mi naranja, tu frutilla,
y una pera.
frambuesas y cerezas,
unas bananas,
y durazno.
nuestros quinotos,
y una uva.
mi racimo,
y tu verdura.
muchas frutas de verano,
y una canasta vacía.
el frío vuelve,
y con él la desventura.
un abrigo de lana,
y tu manto me acapara.
labios húmedos de jugo,
y lengua ácida de lluvia.

lunes, 3 de diciembre de 2007

T

me da risa la situación!!
pero vos un poco de cosita...
sos "grande", pero has crecido poco,
o al menos no lo suficiente
como para que yo siga invirtiendo tiempo
en escucharte.
¿así es la vida?

Now

vuelvo a la realidad,
aquella donde no soy especial,
y donde todo siempre es igual,
escéptica, descreo all the time.

Mirá...

me olvido, revuelvo,
regreso y con seriedad te digo
ay, es cualquiera.

psssss....

SHOW ME

Con Nica


















Foto: Eugenia

ING

Breaking Bricks
Loving Flowers
Smiling
Sleeping and waiting
Dreaming
Building the future
Thinking of you
Trying and hoping
Walking
Smelling the coffee
Breathing
Holding your hand
Watching,
always
missing,
missing you.

Tinto














Foto: Eugenia

domingo, 2 de diciembre de 2007

Teros

Tres teros me despiertan,
me acompañan mientras duermo,
y se meten en mis sueños.
Tres teros me recuerdan que no estoy en casa,
entonces abro los ojos cada tanto,
y te veo detrás mío.
Tres teros son el símbolo de aquel día no lejano,
lleno de paz, extrañeza, y sonrisa.
Tres teros se han convertido en el sonido
significativo de esta semana.
Tres teros me llevan a pensarte,
y a no poder parar de agradecerte.
Qué animal lindo, el tero.

Vos

la calma que te trae,
ahí donde yo te encuentro.
los límites de mi impaciencia se desdibujan,
aprendo a esperar, y a sonreir
con la suavidad de cada una de tus caricias.
un escalofrío me recorre,
me topo con tu mirada...
...esa que a veces se vuelve rara.
Intento descifrarla y no puedo,
pero no desespero porque me gusta,
disfruto del conjunto de gestos que me regalás
de tanto en tanto,
del misterio de tus ojos
y el placer de tu boca.
la comodidad de estar entre tus brazos,
y dormir sobre tu pecho.
escucharte cuando te beso,
adorarte cuando recuerdo.
tus caricias son únicas,
lo digo en serio.
quisiera congelar un momento,
llevarlo conmigo,
no olvidarlo,
y repetirlo.
hiciste de mi semana
una cajita de placer
que ahora espera volver a ser abierta,
allá por enero...allá por marzo.
seré tuya de a momentos,
serás mío ahí mismo.
te veo...

jueves, 29 de noviembre de 2007

Caracol














Foto: Eugenia

Beijo

Me siento...

Como si hubiera vuelto de un retiro espiritual,
de un campo abandonado en el medio de la nada,
de un jardín extenso de silencio,
de un aire distinto, cubierto de aroma a tilo,
y de una lejanía mística,
a tan sólo 60 kilómetros de distancia.
Como si hubiera regresado de la página 15
de un cuentito de hadas,
de un lugar de cielo azul,
y de la dulzura de tus besos.

martes, 27 de noviembre de 2007

Happiness

Hace ya bastante tiempo no sentía esta sensación de alegría y felicidad que hoy me invade, y que yo por supuesto, sonriente y exaltada, dejo que me recorra de punta a punta.
Hoy fue un día no sólo bueno sino completo en todos los sentidos. Productivo, con varias expectativas, y resultados satisfactorios, lindos, prometedores, felices.
No hubo tampoco un hecho especialmente destacable que se proponga como causa principal de mi sensación, pero sí un pequeño conjunto de cosas, de detalles, de formas y colores, que se fueron suscitando a lo largo del día y me fueron adelantando de a poquito que las cosas van saliendo bien. Que el esfuerzo se ve reconocido, que el año (lectivo al menos) empieza a terminar y que su conclusión puede dejar un saldo más que positivo para mi cabeza, mi cuerpo y mi exigencia.
Hubo, también, varias personas involucradas en esa sucesión de eventos que colaboraron con el increscendo de mi alegría para luego llegar al clímax. A todos ellos, les regalo una parte de mi sonrisa y les dedico el más sincero brindis (al cual me sometí hace ya un ratito...no podía dejar de tomar un vaso de cerveza bien helada para disfrutar este momento).
Anticipo un viaje de verano-invierno aún mucho más increíble de lo que imaginaba por una pequeña noticia recibida.
No quería dejar de compartir esto que siento con ustedes, que me han leído en variedades de momentos y estados. Les dejo también un beso, ya que son los que hacen de este espacio un lugar muy especial a partir de sus lecturas y comentarios.
Vamos todos, espero, a la última Bubamara! (Gracias Fede por el dato).

sábado, 24 de noviembre de 2007

termino y empiezo,
preguntando como siempre.
la incertidumbre me jode,
like "always!!".

Oh lala

esa danza sugestiva,
en una ronda observada.
intermitente y de labios rojos,
tu pollera crispada.
una cintura perfecta,
y caderas prominentes.
tu cuerpo bailando,
el mío escapando.
pasos recurrentes
sobre un baile olvidado,
parejas del momento,
y camas de sábanas suaves.
un festejo espontáneo,
un adiós prolongado.
tu mano y la suya,
mi cara y su pelo,
un lunar en la boca,
un ojo con rímel,
marcas de lluvia,
mi beso en tu frente.
piel suave de siempre,
y huella de ellos.

viernes, 23 de noviembre de 2007

Salad 2

La ensalada prescindirá de uno de los ingredientes,
que se ha vuelto feo para mi paladar.
Quedan los otros de distintos sabores y colores,
para degustar en distintas ocasiones.
Con asado, milanesa, y tal vez...medallón de pollo.
Los condimentos, todavía, sujetos a posteriores elecciones.

Que vuelvas

Quiero que vos vuelvas,
y me lleves a ese lugar encantado.
A ese sueño de olvido,
y despertar de alegría.
A esa caricia mientras duermo,
a tu abrazo envolvente,
y a tus ganas de que sonría.
Quiero viajar a tu lado,
y recorrer los rincones
de ese pasado tan cálido
y a veces lejano.
Descansar en los jardines
y volver a oír tu propuesta,
osado o tímido,
hablarme al oído.

Hoy fue...

notas exacerbadas en mi vocablo,
piel roja de cólera,
gritos graves y agudos,
sollozo de impotencia,
lamento sin solvencia,
una ilusión sin paciencia.
tus ojos chorreando desgano,
tus manos viéndose tentadas,
todo tu cuerpo
cayendo sobre tu cama.
una actitud sin palabras,
una disculpa ya olvidada.
mis ojos hablan
vos callás los secretos
de tu alcoba compartida,
y tu corazón dividido.
un cuarto oscuro,
allá donde no estás
y estás en otro lado.
una nada vuelta todo,
un todo vuelto nada.
un final y una tristeza.
una mano sin caricia,
tus labios sin un beso.

martes, 20 de noviembre de 2007

Salad

¿Y si hago una ensalada con ellos?

La almendra

En una noche de verano,
el sillón nos invita a descansar con
canastita de jamón y queso,
helado de chocolate,
cerveza y cigarros.
Una cama vacía y una película de fondo.
Una caricia oportuna,
y una mirada sincera.
Un brindis muy largo,
en un lugar desconocido,
con mi nariz descompuesta,
y mi mente perdida.
En compañía de carilinas,
amoxidal e ibupirac 600.
Pero mi cuerpo despierto,
y mis otros sentidos intactos.
Un bocado, y una sonrisa alegre.
Un silencio raro,
y una pregunta latente.
La almendra escondida,
que me regala un momento de viaje.

Ay!

una piedra en el camino,
una zanja muy profunda,
lloro de tristeza,
y siento que me hundo.

viernes, 16 de noviembre de 2007

Definitivamente

Lo dije, y lo repito (por las dudas):
no me gustan los chicos con pelo largo

Tonight

Tonight we´re going to dance,
we´re going to party.
Tonight it´s your night,
our beautiful night.
Fluffy clouds in violet sky.
No more wondering,
together in the dead of the night.
Tonight it´s rock and roll time.
Oh, such a beautiful night.

Pasame a buscar

Me asomo, te miro, y sonrío.
Me pasás a buscar y tiemblo.
Lográs ponerme nerviosa como nadie,
será porque sos impredecible,
y eso me gusta...mucho.
Espero ansiosa el sonido del timbre,
y cuando suena me detengo los minutos
necesarios frente al espejo para hacer una
"repasada" final.
Me encanta que me veas linda,
y me gusta gustarte.
Te beso, y nos vamos.

jueves, 15 de noviembre de 2007

Hoy...

...Comienzo a pensar seriamente en irme a vivir a un país tropical...

martes, 13 de noviembre de 2007

Benvenuto

Ragazzo dagli occhi neri,
sei ritornato,
allora benvenuto nuovamente.
Adesso vado a pranzo,
ma Ti saluto con un bacio.
(Piove).

Uf!

El desconcierto me abruma,
vuelve a atraerme y después me supera.
Me toma desprevenida, ahí cuando estoy débil
y poco preparada. Lo enfrento, de todos modos,
más que nada porque otra no me queda.
Madness sin límite,
volvés a sacarme una sonrisa.

domingo, 11 de noviembre de 2007

Don´t Worry

¿vió usted lo que hicimos?
tan rápido al final no pudimos.
me duermo tranquila,
pero le pido perdón
si su sueño fue inquieto.
se preocupó en vano,
mi cabecita lo había olvidado!

sábado, 10 de noviembre de 2007

Te...

...e x t r a ñ o
para mi sorpresa, bastante
para tu desconcierto, lo suficiente

Me too!!

Evidentemente, nunca hay un límite. Una siempre puede seguir topándose con pelotudos que al principio te atraen por una cosa (su intelecto, su locura, su encanto, o las tres cosas juntas), y que luego demuestran no ser más que unos histéricos empedernidos y por demás desubicados.
Lo más triste de todo es darse cuenta de que lo que parecía interesante y atractivo, puede volverse aburrido e insulso en cuestión de minutos.
Sólo bastan un par de palabras y actitudes penosas, para derrumbar una imagen construida con el correr de los días.
Uma, debo decirlo, sin saberlo me topé con un "amontonado complicado".

Bad Choice

ese rincón te protege,
y te aleja.
te envuelve,
y me subestima.

"Cuando el flequillo se va, no vuelve"





Para
"Render Boy"

Un estante viajero


















Foto: Eugenia

Solos

tus increíbles manos y mi cachete,
tus ojos y sonrisas.
tu piel y mi rodete,
tu postura y mi espalda desnuda.
una pared luminosa
queriendo ser cama,
un espacio volviéndose nada,
vos y yo solos.
solos.

Una noche más

mis ojos te contaron lo que mi boca evita revelar,
los pequeños secretos que mi cuerpo oculta,
y los rincones de placer que mi mente dilata.
me devolviste deseo con tu mirada,
pero te contuviste de una manera envidiable.
jugamos como nenes encantados,
y tomamos furia en copa de cristal.
bailamos bajo la luna,
con nuestras frentes cosidas,
y nuestros labios sedientos
de lengua, sal, y mar.

lunes, 29 de octubre de 2007

Recordando

no te escondas de tu lágrima,
la nostalgia nocturna
hoy te invade.
no te apenes del paso del tiempo
que deviene en la transformación de cosas.
un pulmón de pena
que llora sangre de mis venas,
tus ojos me recorren
y recuerdan mis rincones.

Una noche

un bar, tu mirada intensa,
el trago de cerveza,
mi cuello que te tienta,
y yo que me rindo.
la barra testigo
de nuestros impulsos,
de tus besos,
de mi abrazo.
el barman que nos mira,
y yo que te sonrío todo el tiempo.
vos intrigado,
porque me robo tu atención,
tus oídos, ojos y abrazos.
el taxi que nos busca,
y vos que me llevás de la mano.
el lugar que nos recibe,
y nosotros nos perdemos.

sábado, 27 de octubre de 2007

Pelos de punta














Foto: Eugenia

jueves, 25 de octubre de 2007














Foto: Eugenia

N I C A














Foto: Eugenia

















Foto: Eugenia

Colgada














Foto: Eugenia

Mr.T en sueños

Mr.T ha vuelto a visitarme en sueños. Esta vez ya no se manifestaba como héroe y no aparecía recién al final del sueño. Anoche no había otra situación protagonista además de la de nuestro deseo.
Empecé y terminé soñando con él. Lo identifiqué desde el primer momento, siempre supe que era él, ÉL.
Envueltos como en una especie de furia contenida, con cada mirada se acrecentaba la necesidad de tocarnos, rozarnos, la necesidad de cualquier tipo de contacto físico que nos llevara a consumar o de alguna manera a concretar los que nuestros ojos gritaban impacientes.
En un momento se acercó (en un acercamiento más grande que cualquier otro que hayamos tenido...al menos fuera de sueños), y me invitó a jugar al bowling. Yo, muy polite, le dije que si lo que quería era pasear un rato conmigo, prefería salir a comer algo. Quedamos en eso.
Acto seguido (y por más que estuviera en un lugar RE público), quise dormir un poco. Para mi sorpresa, Mr.T (exquisitamente osado), agarró una sábana muyyy suave y luego de taparme se acostó al lado mío (obvio, abajo de la sábana también).
Besos, abrazos, caricias, cucharita. Cuerpos desnudos, y al fin la liberación de tanto deseo acumulado.
Lo más loco, es que casi sin tiempo para quedarnos reposando, con los cuerpos conectados, y mimándonos...aparecimos en mi quinta (como si todo nuestro entorno hubiese cambiado en segundos...o como si la cama se hubiese transportado hacia otro lugar. Todo fuera de foco salvo nosotros, hasta aterrizar en la quinta). Allí mi abuela regaba el pasto, y varios amigos disfrutaban de la pileta, el sol, y el fútbol improvisado.
Mr. T y yo aparecimos en el interior de la casa, pero en esa parte a la que mi abuela entraba todo el tiempo a buscar vaya a saber uno qué. Obviamente el clima ya no era el mismo y yo quise vestirme (además, quería evitar que ambos tuviéramos que salir al mismo tiempo al jardín). Una vez que él estuvo listo, salió y se fue derechito a la pileta. Desde ahí (no sé cómo y a través de qué), él miraba cómo me vestía. En un momento nuestras miradas volvieron a cruzarse y quedaron fijas, pero ahora a la distancia, y otra vez se sentía necesidad de contacto físico.
En ese momento me despertó el teléfono, y luego de atender intenté con todas mis fuerzas volver a dormirme, sólo para continuar el sueño. Por supuesto, ya no pude...aunque Mr. T seguía revoloteando por mi cabeza pero ahora, claro, sin forma, sin rostro, sin lugar...sólo quedaban restos de las sensaciones que me provocaba su cuerpo, su mirada, su tacto, él, todo él.

miércoles, 24 de octubre de 2007

Otro día

mi deseo prohibido,
y tu cuerpo deshinibido.
mi mano caliente,
sobre tus labios bien húmedos.
un suspiro de otoño en verano,
y lo tibio de tu panza en invierno.
una "participación" según Brisa,
que es como el polvo de primavera.
tu cuerpo sobre el mío,
y el mío sobre el tuyo,
caricia, cerveza, mirada,
y beso de lengua.

Golpes

tus manos rojas,
y tus ojos llenos de excusas.
tus puños impacientes,
y tus golpes desprovistos de inocencia.
tus venas gigantes,
y el motor de tu violencia.
tus palabras al viento,
intentando justificar lo inhumano.

domingo, 21 de octubre de 2007

sábado, 20 de octubre de 2007

¿Y el día del HIJO?

El domingo se acerca y con él el día de la madre.
Por supuesto, ya desde hace unos días sé qué voy a hacer y a qué hora para pasar un rato con nuestra madre que, generosa o imprudentemente, nos trajo al mundo a mi hermano y a mí hace ya unos cuantos años.
Siempre nos reuniremos para esta fecha y también para el día del padre, como lo hacen aún hoy papá y mamá con sus respectivos padres, convirtiéndose estas fechas en una especie de tradición inapelable.
Y con eso todo bien, pero... ¿y nosotros? Tenemos el día del niño, pero es sabido que una vez que nuestra edad ya no se corresponde con los estándares de niñez...ya no tenemos ni felicitaciones, ni regalos, ni reunión, ni almuerzo, ni cena, ni agasajo. ¡Pero seguimos siendo hijos! No es, acaso, tan lógico, oportuno, sano (y hasta perfectamente comercial), celebrar que somos tan hijos como ellos padres? Digo, el reconocimiento no pasa por agradecer que nos han traído al mundo...pues de más está decir que no lo hemos pedido y que hasta somos el capricho, decisión, o equivocación de ellos. Más bien el asunto pasa por reconocer todo lo que hasta ahora nos han dado, sobre todo afectuosamente hablando, si se quiere, pero en todo caso cada uno sabe qué les celebra a sus padres.
Igual de justo me parecería que ellos tuvieran algo que celebrar en el hecho de que "nosotros" y no otros sean sus hijos. En el hecho de que nosotros hayamos sido su capricho, decisión o equivocación...pero de que en definitiva, somos hoy, lo mejor de sus vidas. (Estamos de acuerdo en que para un padre lo más importante son sus hijos, no? Al menos es lo que todos ellos dicen...no podré confirmarlo hasta tener uno).
Ya que tenemos tantas fechas comerciales que incentivan ampliamente el consumo, y favorecen a los comercios...¿por qué no agregar otra? Voten para que exista El "día del hijo".

miércoles, 17 de octubre de 2007

Hansel y Gretel

Las baldosas todas rotas,
ya no forman más el dibujo en tinta china
de tu cuerpo apasionado.
El camino de Hansel y Gretel se ha borrado,
y con él toda pista de cómo regresar al pasado.
El humo de tu cigarro abandonado,
y las cenizas de tu marihuana ahí flotando.
Tus manías congeladas,
y tus cartas olvidadas.
Tu yo desfigurado,
y mi voz perdida.

Deseo

no me tientes con tus gestos,
tus palabras, sonrisa y hoyuelos.
no dilates más los momentos de ropero,
lavatorio, alfombra y telo.
agarrame fuerte las dos manos,
ya no importa quién espíe,
te lo digo como algo verdadero.
yo dejo que me lleves,
que me busques y me traigas...
vos solamente sometete a mi deseo.

XXY

Interrumpo mi bellísima tarde bajo el sol, para contarles que este finde vi XXY. Es la ópera prima de Lucía Puenzo, que realmente merece ser vista. Esta peli es un drama basado en el despertar sexual de una adolescente hermafrodita (interpretada brillantemente por Inés Efron), que se ve involucrada con un chico un par de años más grande que ella. El eje central es el choque entre sus identidades y sexualidades, con el peso puesto sobre la particularidad de Alex (Inés Efron). Un tratamiento muy cuidado de la imagen, palabras que no abundan, y un muy buen elenco (Ricardo Darín y Valeria Bertuccelli hacen de padres de Alex). No esperen conclusiones, porque en ese sentido la peli es ambigüa (lo cual me parece aún más atractivo), aunque deja una sensación alentadora, si se quiere, al finalizar.
Ojo: hay un par de escenas algo fuertes (aviso para los muy sensibles).
Si la ven, después me cuentan!

sábado, 13 de octubre de 2007

Oraciones borrachas

"es porque quiero algo que no es esto, pero en realidad tampoco lo quiero a él. Entonces mejor no hacer nada y simplemente tomar unos tragos."

Oscuridad

El sol se pone,
la oscuridad asoma,

interrumpe, se impone.
Viene a buscarme impaciente,
me dice que no hay tiempo
para recogidos,

rimel, y tapa ojeras.
Dejo la cámara, me visto, y salgo.
Foto: Eugenia

Él




Un Recuerdo

Me transporté a través de mapas, fotos, y palabras.
Me transporté a través de una guía,
que en su momento fue el manual de nuestros días.
Me transporté hacia las ferias, playas, bares,
y tardes de bahía.
Tu cuerpo de blanco, y mi sonrisa imborrable,
las noches de miradas, cerveza y compañía.
Unos paseos de cuento, y una ciudad de encanto,
un morro muy alto, y un lindo bondinho.
La copa de Martini, y el barquito que nos llevaba,
la salvación de la pileta, y la samba con Joao.
Unas vistas de sueño desmesurado,
y mi vejiga impaciente en una re fiesta de playa.
Tu temor al funicular, y mi excitación por subir,
el deseo de congelar ese momento para siempre,
allá en los 575 metros de altura.
El mercadito de frutas, flores, carnes y especias.
Pedazos de los muchos momentos Big Bi,
Severina, y el blanco cisne de la Lagoa.
La salida con Diana, Gil, Joao y mexicanos,
la vista nocturna a la Bahía de Guanabara.
El cielo estrellado y pintado por fuego,
mil colores explotando en luces el cielo.
Tu piel y la mía, el agua de mar,
y del irreparable chuveiro.
Tardes de lluvia, caricias y besos,
mi mirada encantada,
toda yo súper asombrada.
Tu cansancio o pereza,
y mi desesperación por recorrer cada
rincón cubierto de tanta belleza.
Los viajes en metro,
caminatas en hawaianas,
y descansos bajo las sábanas.
El encuentro cuando llegamos,
la despedida cuando nos fuimos,
el amor cuando estuvimos.
Viaje de foto, video, y sonrisa.
La ciudad y ese amor,
dos dulces recuerdos
con aire a melancolía.
Saudade.

miércoles, 10 de octubre de 2007

¿Ahora también rugby?

Terrible ese patriotismo deportivo de los argentinos.
Como si fuera poco, además de los mundiales, de los torneos de apertura-clausura, de la Copa Libertadores, la Sudamericana, del fervor por los clásicos del domingo, y no sé cuánta cosa más; ahora tenemos que lidiar con que repentinamente son todos amantes del rugby.
Durante toda la semana pasada escuché comentarios (hasta en los lugares menos pensados y de la gente menos pensada), acerca de los Pumas y los insportables Pichot, Hernández, y no sé quiénes más.
No sé si me molesta más ese fanatismo absurdo y repentino de la gente, el rugby en sí, o quienes lo juegan. Pero sí estoy segura de que de esa combinación no puede salir nada favorable.
Qué ansiosos se ponen todos ante la posibilidad de un triunfo tan ridículo como levantar una copa después de haberse tirado encima de unos cuantos y haber machucado la cara de algunos otros.
Ojalá termine rápido este mundial para que las cosas vuelvan a la loca normalidad, porque si pudiera elegir, prefiero escucharlos hablando de fútbol muchachos.

* Se aclara que todos los nombres aquí volcados, sólo los conozco gracias al fanatismo deportivo de diversos muchachos (y de mi madre, claro).

Con razón quiero que llegue el fin de semana

Estaba con otras personas en la puerta de un pequeñísimo almacén y a punto de entrar a comprar vaya a saber uno qué. Justo en ese momento, con el pie en el aire para sortear el escaloncito de la entrada, escucho que en la vereda gritan: "tiene un arma". Entonces la gente en la calle empieza a salir corriendo para todos lados, y un grupo y yo entramos rápidamente al almacén y nos refugiamos detrás del mostrador. La persona armada, una mujer horripilante, harapienta y con la cara más malvada que he visto en mi vida, entra también al almacén y descubre a quienes estábamos escondidos. Se acerca a tres de las personas y sin titubear les dispara asegurándose de su muerte. Mi mirada estaba enfocada hacia el piso, y mi cuerpo agachado y enrollado en posición fetal (moría de miedo, mal). Faltaban dos muchachos antes de llegar hasta mi cuerpo pero en lugar de acercarse... esta vil mujer retrocede, y desde la vereda tira hacia adentro una especie de granada. En ese instante nos paramos y salimos lo más rápido que pudimos del almacén (nunca en mi vida corrí tan rápido y tan asustada), arrojando nuestros frágiles cuerpos lo más lejos posible de ese lugar ya siniestro. Una vez afuera, corrí, corrí, y corrí.
No recuerdo bien qué pasó a partir de ahí. Pero la próxima imagen que tengo en mi cabeza me ubica en una especie de quinta de pasto muy verde rodeada de varias personas, con la presencia lejana pero latente de esa malvadísima mujer.
Lo que más recuerdo son unas sensaciones escalofriantes, todo el miedo que nunca sentí, mucha angustia, y desesperación inmanejable.
Obviamente estábamos secuestrados. Mi cuerpo estaba casi tieso sobre una casa de árbol (no sé si por alguna droga o un estado de shock), y mi mirada fija en un televisor prendido (sí, funcionaba ahí arriba en la casita del árbol), que transmitía no sé qué programa en vivo con Gasalla. Mi boca entumecida intentó en ese momento decirle a quien me acompañaba en esa casita, que teníamos que encontrar el modo de pedir ayuda, de escaparnos, de hacer lo que estuviera a nuestro alcance para salir de esa situación aterradora.
Como pude, con palabras necias, torpes y desprovistas de cualquier R, le dije a esta persona que iba a traspasar el televisor para poder comunicarnos con quien estuviera del otro lado. Con una mirada cómplice y asustada, aceptó. Paso siguiente, me empujó con toda su fuerza hacia la tele y mi cuerpo fue atravesando la pantalla de a poco, primero la cabeza, luego el cuello, el torso, y las piernas.
Finalmente del otro lado, me encontré con Gasalla metido en la cama (que estaba realizando un sketch en vivo), e intenté explicarle la situación mientras él me miraba totalmente desconcertado, y revelaba un estado de shock inoportuno. Afortunadamente, del otro lado, en ese mundo, mi cuerpo había recuperado movilidad y mi habla estaba perfecta; lo cual facilitó ampliamente la comunicación.
Me apuré en contarle todo rápido, dado que mi ausencia no podía notarse en la quinta y debía regresar a ese cruel mundo lo antes posible. Una vez que me aseguré que Gasalla, no digo creyera, pero al menos dudara de mi historia...me lancé sobre la pantalla del televisor presente en el cuarto del estudio de TV, deseando fuertemente que el humorista fuera mi salvador, y llamara a quien corresponda ante una situación de este calibre.
Una vez de vuelta en la casita de árbol de la quinta, mi cuerpo tieso intentó comunicarle a mi compañero que el mensaje estaba dado. Miré hacia la lejanía, y la loca esa con arma en mano, no se había dado cuenta de nada...andaba pegándole patadas a uno.
Lo próximo que recuerdo es que mi cuerpo comenzó lentamente a sentirse libre, casi al mismo tiempo que mis oídos escuchaban sirenas de bomberos, policía y ambulancias. Cuando logré moverme, y bajar de la casita del árbol, vi a lo lejos paradito con cara de héroe a Mr. T. Para mi posterior sorpresa, me emocioné hasta el alma y corrí con la cara cubierta de lágrimas hacia sus brazos, salté sobre él, lo abracé fuerte y le pedí que me sacara inmediatamente de ese lugar.
Se abrieron las puertas de la quinta, y él me llevó en brazos (yo subida a él con las piernas rodeando su cintura, mi pecho contra el suyo, mi cabeza en su hombro y mis brazos alrededor de su cuello) hacia un auto grande, mientras yo explotaba en llanto.
Antes de entrar al auto, se acercó Mr. Eb. con cara triste pero aliviada y me acarició muy suavemente los cachetes. Yo lo miré con ternura, pero no pude hacer mucho más que eso ya que sentía mi alma totalmente paralizada.
Una vez dentro del auto, viajamos hacia cualquier destino muy lejos de esa quinta horrorosa y de toda esa situación perversa, yo acsotada en el asiento trasero con la cabeza sobre las piernas de Mr. T., y el acariciando mi pelo, mientras yo aún temblaba de miedo.
(Gracias Gasalla)

- Hace un rato mientras me duchaba, me toqué una horrible contractura en el hombro izquierdo. En ese momento, recordé instantáneamente todo lo que había soñado anoche. Dormí condenadamente mal, claro, por eso ahora tengo terrible dolor en la espalda.
Recordé, también, que después de este sueño (o pesadilla), me desperté en medio de la noche re asustada ("uhhh, era un sueño, menos mal", pensé), y súper pendiente de cualquier ruidito que escuchaba. En ese momento decubrí la única desventaja que siento en tener dos gatas...si te despertás de noche con un miedo desproporcionado, hacen ruiditos sutiles que te asustan aún más!

Rima

Una oreja muy graciosa,
portadora de un oído más curioso,
se acercaba despacito a la puerta,
y escuchaba mis secretos.
Yo, muy cauta y precavida,
susurraba por lo bajo,
porque algunos son muy míos,
y otros sólo puedo compartirlos con algunos.

Secretos tenemos todos, en mayor o menor medida,
pero son tan necesarios como el sol en el verano,
y un buen vaso de agua fría.

Un soneto ingenuo, con algo de rima,
para aquellos que se diviertan,
con algunas palabras mías.

(Ay, necesito que llegue el fin de semana!)

Reggae

Tu silueta congelada en mi cabeza,
y el recuerdo del encuentro ahí presente.
Un momento bajo el agua,
de cerveza, maní, y lengua.
Unos bailes inconstantes,
de sombras y dibujos,
en un espacio chico,
que te alberga ahí escondido.
No te escondas, vení a hablarme,
el reggae nos invita
a bailar juntos de la mano.

Rincón de sábanas

Tu barba desfigurada,
y una mirada perdida,
todos tus gestos paralizados.
Mi cuerpo despierto,
de deseo descontrolado,
haciendo uso de mis caricias
para despertar el tuyo,
y anestesiar tu cabeza.
Un rincón de sábanas nos espera,
y hoy nada nos detiene.

lunes, 8 de octubre de 2007

Pelis

Ayer vi 300, y hoy Líbero. La primera, que seguramente la mayoría ha visto, está muy bien hecha, la fotografía es muy linda, y vale la pena verla, es concreta y efectiva. No hay mucho más que eso para decir (salvo que Sin City me gustó más). La segunda, Anche líbero va bene (o just Líbero, como la llaman acá), es una peli italiana de esas que son exquisitas. Una puesta en escena sencilla, muy cálida, con una fotografía divina. El peso está puesto en la construcción de personajes, y la historia gira en torno a una familia de clase media con sus relaciones, conflictos, y tropiezos. No pude darme cuenta de en qué ciudad transcurre, pero solamente con ver imágenes de Italia me basta. El protagonista, un nene de unos diez años calculo, es sencillamente adorable, natural y de mirada transparente. No pude dejar de verlo y la última escena me hizo estallar en lágrimas. El actor que interpreta al padre del nene también está muy bien. Ya voy a chequear sus nombres.
Si uno de estos días están por alquilar una peli y no saben cuál...les recomiendo esta opción. Después me cuentan.

Que sea

la hora, el momento, el reloj descompuesto
la hoja, el lápiz, y tu recuerdo.
unos pies que se alejan, y otros pares que vuelven.
el acorde, tu voz y una nota sostenida
en un grito desesperado.
y tu boca húmeda,

un abrazo interminable,
y tus caricias irremplazables.

vos y yo,
un cama, una almohada, y un beso.

domingo, 7 de octubre de 2007

Contraste















Foto: Eugenia

Río de Janeiro

Envuelta en una especie de nostalgia me puse a mirar fotos viejas. Y me topé con las de Río, que por cierto no tienen más de unos meses (un poco más de medio año, si se quiere). Fui a pasar año nuevo y dos semanas de enero de este último verano con quien en ese momento era mi novio. La ciudad es tan hermosa, tan mágica y especial que no puedo dejar de postear algunas de las fotos que todavía hoy me hacen suspirar. Esos contrastes tan fuertes y esa belleza inaduita se han convertido en un rincón maravilloso, al que siempre valdrá la pena volver. Una y otra vez...a seguir descubriendo.
Ojalá disfruten de estas fotos los que fueron y adoraron la ciudad tanto como yo. Y ojalá que despierten curiosidad en aquellos que todavía no han ido.
Río de Janeiro, con todo, es un paisaje imperdible. Y no puedo dejar de nombrar a los cariocas, que además de ser amables están siempre bañados de alegría.

Vista Bahía



Desde el Pan de Azúcar



Atardecer















para revivir

Recuerdo


el monito cuya función principal es recordarme que estuve ahí.

Confirmación

Una voz que no me suena conocida ni familiar, pero que me despierta inmediatamente confianza en la materia tratada por tener de dueño a un experto en esto, me confirmó una sospecha que hace tiempo revolotea por mi cabeza: los hombres, algunos de ellos, no sólo no entienden nada sino que además son bastante pelotudos.
Qué lástima venir a descubrirlo hoy cuando creí que varios se habían convertido en la excepción a esa regla que todas difunden. Me sentía relajada creyendo que mis palabras eran entendidas porque eran conocedores de mi personalidad. Pero en fin, qué le hace una mancha más al tigre.
Gracias por volver a dejarme en claro o mejor dicho recordarme cómo funcionan ciertas cosas.
Good Night.

sábado, 6 de octubre de 2007

Sin voz

Un ojo muerto,
y de mirada vacía.
Tu encía sangra,
y una voz me llama.

viernes, 5 de octubre de 2007

Viernes

Hace ya un rato bastante largo, que estoy en bombacha y remera en mi cuarto terminando algunas tareas pendientes y juntando fuerzas (de esas que surgen de una preparación psicológica para lo que viene), para enfrentar el hecho de que tengo que salir de casa, y lidiar con los transportes públicos y la gente que camina por las calles, para ir a mi clase de los viernes por la noche.
Si no fuera por el trabajo que tengo que entregar, seguramente la fiaca me vencería y me dedicaría a disfrutar de lo mejor que puede ofrecerme este día: cama, chocolates, y películas (que, obviamente, no es nada poco).
Mejor me preparo un té y salgo de mi refugio antes de que me sienta demasiado tentada ante la posibilidad de una tarde cinematográfica.

jueves, 4 de octubre de 2007

¡Seguimos acá!

Y acá estoy, todavía sigo con los pies sobre este mundo.
Y mi maquinola...intacta, o mejor dicho sobreviviendo después de un golpe (como todos, no?).
Pero estamos vivas, ella y yo. Y así también mi pequeño planeta construido a base de recuerdos, palabras, sonidos, imágenes y fragmentos de una vida olvidada para unos, todavía presente en varios y nueva para otros. Así que sigan odiando o disfrutando de mí, porque no me fui!!
Todo gracias a mi antivirus, y por supuesto...a los consejos de mi amigo.

miércoles, 3 de octubre de 2007

Maldito troyano

Recién el AntiVir me tiró un alarmante cartel en el que me avisaba de un virus "trojan horse".
Inmediatamente lo puse en quarentena y temí por la vida útil de esta maquinola que alberga en su interior tantas fotos, palabras, datos y trabajos desde hace años.
Paso siguiente, hice correr el antivirus que aún ahora está escanenado...no vaya a ser cosa de que el virus haya hecho metástasis y me infecte cada región del disco.
Siguiendo el consejo de un amigo, y luego de analizar cuidadosamente la situación con él (indicándole la ubicación del troyano, las opciones que me daba el antivirus y esas cosas), procedimos -en plural porque de otro modo no sé si me hubiera atrevido a hacer click- a borrar el archivo de la quarentena. Según sus sabias palabras (o al menos más que las mías en esta materia), borrar un archivo de la quarentena significa también eliminarlo del disco rígido. Por esa opción me decidí.
En este momento he perdido el rastro del archivo, y mientras escribo y chateo...espero el último diagnóstico del antivirus.
La PC anda lenta. Y no quería dejar de acercarme a la bitácora por si estas llegaran a ser unas últimas palabras. Si no aparezco en un corto plazo (los que me leen saben que posteo seguido), llamen a quien corresponda pues este maldito troyano habrá significado la muerte de mi queridísima computadora, y en ese caso también la mía.

martes, 2 de octubre de 2007

Octubre

bienvenido el mes, que entre otras cosas,
trajo mi nacimiento.

domingo, 30 de septiembre de 2007

¡Ahora sí!

Bueno. Está bien. No me levanté al mediodía. El tema fue que mi pronóstico falló, y no sólo no me acosté alrededor de las cinco sino que a mi casa llegúe recién a las ocho. Una noche con varios planes arreglados desde hace días atrás (noches que por cierto así no me gustan tanto), terminó sirviéndose de una gran dosis de espontaneidad que fue lo que rompió contra todo pronóstico esbozado unas horas antes.
Hoy no sólo no me levanté molesta sino que hasta por el contrario, lo hice contenta. Esta vez no ignoré mi alarma-recordatorio, y además la usé como mi despertador de domingo. A las tres y media de la tarde ya había comido, y estaba en mi terraza escuchando una bossa nova-jazz bajo los rayos del sol!!!
Como si esto fuera poco, mañana empiezo la semana tempranito, y al no haber dormido tanto seguramente esta noche no sufriré los episodios de insomnio que vengo teniendo. Ya estoy sintiendo alivio.
Un día divino, un estado de paz, una temperatura ideal, un clima que por fin empieza a generarme sonrisas.
No quiero colgarme así que mientras suena The Divine Comedy, me alejo ahora de la blogósfera para volver a la terraza a sacar los yuyos de mis a veces tan descuidadas plantas.
Qué lindo domingo.

sábado, 29 de septiembre de 2007

Ofuscada pérdida de sol

Y ahora me encuentro así. Viviendo las últimas largas horas de un día que, deduzco, estuvo increíble. Me levanté lamentando no haber podido disfrutar lo caliente de los rayos del sol pleno que vistió la ciudad hoy, y un poco molesta conmigo misma por no haberle hecho caso a mi oportuna alarma diaria de las tres de la tarde, aquella que me recuerda una tarea cuyo olvido puede ser algo peligroso, y que los fines de semana suele funcionar como mi despertador.
Espero que el Sr. clima no me traicione y me regale mañana una buena tarde de sol. A cambio prometo intentar, me acueste a la hora que me acueste (que puedo pronosticar que hoy no será más allá de las cinco), levantarme mañana a un cauteloso y justo mediodía.

Y ahora: ¿qué me decís?

nadie puede decirme qué es lo que necesito,
y menos todavía a quién necesito.
en este mundo excesivamente nefasto,
si de algo estoy segura es de que sólo yo
(cuando lo sé), puedo darme cuenta
de cuáles son las cosas y las personas
que por uno u otro motivo,
se me vuelven no así necesarias,
pero sí inobjetablemente deseadas,
ergo -en mi cabecita inconformista-,
indispensables para mi vida.

De cuna

Duerme, duerme, negrita...
Que tu mamá está en el campo, negrita...
Trabajando, sí.
Trabajando y no le pagan,
trabajando sí.
Te va a traer ricas cosas para tí.
Te va a traer carne de cerdo para tí,
te va a traer tomates perita para tí,
te va a traer un lomito para tí,
te va a traer jamón crudo para tí.
Y si la negra no se duerme,
viene el diablo blanco y ¡zas!
te come la patita,
chicabumba chicabum baaa.

Camino

porque soy loca y decidida,
porque soy determinante e impulsiva,
porque soy amante y sensible,
emocional, segura, y arriesgada.
camino sola con paso firme,
cuerpo entero y alma rota.
me alejo tipo estrella,
y después llego.

viernes, 28 de septiembre de 2007

Hoy es

un día para escuchar linda música bajo el sol,
tomar un gran vaso de jugo de naranja exprimido,
ir al río en ojotas y disfrutar de un poquito de maconha.

Feliz Cumple

Un beso grande para vos mamá.
Eu.

jueves, 27 de septiembre de 2007

Para todos

De mujeres y de hombres locos

¿Por qué será que somos tan masoquistas?
O tan boludas dirían mi viejo, mi abuela y hasta yo...
Una y otra vez, siempre volvemos al mismo error pelotudo que ya nos hizo sufrir antes como unas condenadas. Le buscamos la vuelta, confiamos en que será distinto, nos entregamos de lleno, y volvemos a pegarnos duro. ¿Todo por qué? Ahhh! Por la inocente, vieja y atrofiada fábula del amor.
Es que en el fondo todas queremos para más adelante la pelotuda cerca blanca, una casita con chimenea, un tipo que te demuestre amor todos los días, y dos hijitos (no insistan, más no eh!!).
Pero bueno...deberíamos entender que si por algo dejaron de querernos hasta el momento, nada tiene por qué cambiar como por arte de magia. A no ser que lleves un culo divino, dos lolas para un monumento, una panzita re chata, y obvio "cero celulitis". O que, claro, hayas dejado atrás todas esas cosas que a él le molestaban...y bueno, en definitiva te vuelvas otra persona. "Pero chee! No todos son así!". No, claro. Por supuesto también está el que directamente busca lo que no encontró en una, en otra. Por supuesto chicos, que tengamos esto sabido no quiere decir jamás que bajo ningún aspecto vayamos a estar bien con la idea de imaginarlos con la chirusa, o peor aún de imaginarlos acercándola a nuestro entorno. Sean sabios, y salvo que la minita sea muuuuy importante para ustedes, alejarla de nosotras!
Ahora, qué es lo que pasa con los hombres? ¿Por qué será que son irremediablemente histéricos?
Cuando les demostrás cariño diariamente y les hacés saber que pueden contar con vos, se sienten un poco acorralados. Se vuelven distantes y a veces indiferentes.
Pero en cuanto sos un poco más independientemente que de costumbre, se vuelven locos. Se desesperan, piensan que estás con otro, se sienten abandonados, te empiezan a buscar ellos y reclaman tu atención.
Cuando te tienen, no te quieren. Cuando no te tienen, te quieren. Si eso no es histeria, yo soy Madonna.
A ver si nos entendemos muchachos. Lo más probable es que si nos alejamos un poco sea por cansancio (al demostrar cariño y a cambio recibir distancia). Pero tranquilos que seguramente al recibir repentinos gestos románticos de su parte, volvamos a la postura de costumbre. Y, como todo círculo vicioso, en ese momento ustedes comenzarán a nuevamente comportarse como idiotas. Ahí, por supuesto, vamos a volver a cansarnos. Pero OJO, que puede que esta vez algunas sí busquen a otro que aunque sea por ganas de coger, les diga cosas lindas todo el tiempo.
En fin, dos especimenes raros los hombres y las mujeres. Ustedes dirán, ¿y entonces ahora qué nos queda? No desesperen que me consta por experiencia propia que no son todos/as exactamente iguales. También están los muchachos y muchachas que con todas sus mañas y locuras te sujetan la mano para siempre y a vos no te dan ganas de soltarla ni un minuto. Sí, encontrarlos es como buscar una aguja en un pajar pero porque simplemente esto no se trata de una búsqueda. La gratificación está en que cuando lleguen, la recompensa será aún más grande que la victoria de un mundial para los hombres...o que no tener límite en la tarjeta de crédito para las mujeres. O al menos, soñemos con que así sea.

Y vos?

y si te veo?
busco refugio en tus ojos de cristal,
y en tu risa de canción.
si por casualidad toco tu piel,
me escapo para no volver!!!

Nubarrón

ese nubarrón amenazante,
me mira con cara rígida
y me advierte que no lo desafíe.
puede cagarme el día,
y llorar lluvia hasta mañana,
o hasta ponerse caprichoso
y hacerlo hasta quién sabe cuándo.

martes, 25 de septiembre de 2007

Hitchcock´s Psycho

Collage

Una retórica abandonada,
y un movimiento inaudito.
Algunas palabras extrañas,
y una conducta vanguardista.
Un cuento bizarro,
y una cómica caricatura.
Una lectura pasiva
de una historieta de súper héroe.
Un poster colgado,
y tu mirada inerte.
Varias cosas locas,
y un recuerdo hippie.
Lo mejor de Pink Floyd,
y muchos temas de glam pop.
Mis acordes sostenidos,
y tus libros ya gastados.
La cola de La Diabla,
y las noches de Pachá.
Las contradicciones propias y ajenas,
unos tragos en MOD,
y el mejor rock and roll.
Las viejas polainas,
y las nuevas botas violetas con onda.
Un cuerpo crecido,
y una mente transformada.
Mi cuarto moderno,
y los sillones de living.
Algunos gestos raros,
y tus muecas divertidas.
Un deseo reprimido,
y tu dibujo en tinta china.
Las historias de Mafalda,
y todas las temporadas de LOST.
Una sintaxis confusa,

y un ambiente under.
Todo lo de Burton,
algo de Almodóvar,
Lars Von Trier,
y mucho de Hitchcock.
Quieres ser John Malcovich,
Requiem for a dream,
Ciudad de Dios,
Mulholland Drive y La Naranja Mecánica.
21 Gramos,
Más extraño que la ficción,
Garage Olimpo, y Pulp Fiction.
Closer, Kill Bill, Alta Fidelidad,
y Crónica de una fuga.
Trainspotting, Dogville,
Madonna, los Pet Shop Boys, y mucho más.
Mi cama cuidadosamente tendida,
y la pila de almohadas de pluma.
Un día que se extingue,
y mis ojos que se duermen.

Sueño de verano

el avión de mi aventura,
el trayecto hacia la playa,
un chichón en la cabeza,
y los pies en una palangana.
una caipiroska, dos caipiroskas,
y yo tendida en tu hamaca paragüaya.
mi casa con vista al mar,
una noche de verano,
y las estrellas de este cuento.
el despertar sobre la arena,
el contacto con tu piel,
otra caipiroska y una tarde bajo el sol.

En el agua

Me tiré por el tobogán de agua,
y quedé mareada.
Los peces tocaban mis tobillos,
y besaban discretamente mis dedos.
El piletón de agua salada
me invitaba a zambullirme,
y algunas algas me apresaban.
Las sirenas de ojos miel y voces de algodón,
sugestivas y cubiertas de esmeraldas,
me llamaban y me llamaban.
Me atraían de a poco,

y la tierra se alejaba.

Lennon Love

Sí y No

te dije que no, para no decirte que sí.
no te dije que sí, para decirte no.
sí te dije que no, al no decirte sí.
no quise decirte que sí para empezar a decirte no.
te dije y te volvería a decir que no,
para que entiendas que no no es sí.
que sí no es no, que no no es sí.
que no es no, y que sí es sí.

Descalza

voy a caminar descalza,
las botas me aprietan,
y las medias me cortan la circulación.
voy a caminar descalza sobre este piso de madera,
y a correr el riesgo de clavarme alguna astilla.
las plantas de mis pies, suaves y con pequeñas arrugas,
buscan contacto directo con el suelo
para recordarme que sigo acá.