miércoles, 3 de octubre de 2007

Maldito troyano

Recién el AntiVir me tiró un alarmante cartel en el que me avisaba de un virus "trojan horse".
Inmediatamente lo puse en quarentena y temí por la vida útil de esta maquinola que alberga en su interior tantas fotos, palabras, datos y trabajos desde hace años.
Paso siguiente, hice correr el antivirus que aún ahora está escanenado...no vaya a ser cosa de que el virus haya hecho metástasis y me infecte cada región del disco.
Siguiendo el consejo de un amigo, y luego de analizar cuidadosamente la situación con él (indicándole la ubicación del troyano, las opciones que me daba el antivirus y esas cosas), procedimos -en plural porque de otro modo no sé si me hubiera atrevido a hacer click- a borrar el archivo de la quarentena. Según sus sabias palabras (o al menos más que las mías en esta materia), borrar un archivo de la quarentena significa también eliminarlo del disco rígido. Por esa opción me decidí.
En este momento he perdido el rastro del archivo, y mientras escribo y chateo...espero el último diagnóstico del antivirus.
La PC anda lenta. Y no quería dejar de acercarme a la bitácora por si estas llegaran a ser unas últimas palabras. Si no aparezco en un corto plazo (los que me leen saben que posteo seguido), llamen a quien corresponda pues este maldito troyano habrá significado la muerte de mi queridísima computadora, y en ese caso también la mía.

3 comentarios:

EuGe dijo...

Ya sé, ya sé. Un backup me aseguraría tranquilidad ante estos casos. Ahora que mi hermano tiene grabadora de dvd, no tengo excusa.

Jirafas dijo...

Por lo general no te suele pasar mucho mas que, precisamente, esa lentitud en el procesar. Obvio, en caso de llegar a etar muy lenteja, el paso siguiente sería formatear la maquinola, para lo cual sí te sería necesario un backup... ajá, ahi si perderías todo. Pero no te aflijas tanto, y en caso de que lo peor llegue a suceder, esperemos que no sea más que una muerte pasajera...

beso

fede

EuGe dijo...

jirafas (fede): estoy viva!! Lo cual significa que mi maquinola ha sabido sobrevivir al imprevisto con la asistencia de mi divino antivirus.
Obvio, debería en principio no aflijirme tanto...o en todo caso para evitarlo, hacer el famoso backup. Es que soy tan fiaca para esas cosas!

Beso grande.
Eu.