miércoles, 10 de octubre de 2007

¿Ahora también rugby?

Terrible ese patriotismo deportivo de los argentinos.
Como si fuera poco, además de los mundiales, de los torneos de apertura-clausura, de la Copa Libertadores, la Sudamericana, del fervor por los clásicos del domingo, y no sé cuánta cosa más; ahora tenemos que lidiar con que repentinamente son todos amantes del rugby.
Durante toda la semana pasada escuché comentarios (hasta en los lugares menos pensados y de la gente menos pensada), acerca de los Pumas y los insportables Pichot, Hernández, y no sé quiénes más.
No sé si me molesta más ese fanatismo absurdo y repentino de la gente, el rugby en sí, o quienes lo juegan. Pero sí estoy segura de que de esa combinación no puede salir nada favorable.
Qué ansiosos se ponen todos ante la posibilidad de un triunfo tan ridículo como levantar una copa después de haberse tirado encima de unos cuantos y haber machucado la cara de algunos otros.
Ojalá termine rápido este mundial para que las cosas vuelvan a la loca normalidad, porque si pudiera elegir, prefiero escucharlos hablando de fútbol muchachos.

* Se aclara que todos los nombres aquí volcados, sólo los conozco gracias al fanatismo deportivo de diversos muchachos (y de mi madre, claro).

12 comentarios:

Rosa Lejana dijo...

Y ganaron, otra vez, esos gordos... En fin, un motivo para festejar (ando buscando excusa, es claro). Pero el día que alguno se rompa la cucusa en la cancha (especialmente ese que canta el ave maría en la propaganda de quilmes), ese día, decía, voy a hacer una fiesta ¡gigante!

Por otro lado, leí el post anterior creyendo, al principio, que eso te había pasado en verdad!; hasta la mitad (soy lenta de entendimiento) leí con una mano en la boca y otra uniendo ambas clavículas, completamente exoftálmica...


Besos.

Pd: lo de Mr. T. es fabuloso.

EuGe dijo...

Rosa: Ay, pero se pueden buscar mejores excusas para festejar! Y algo me dice que de hecho Ud. no necesita muchas. Creo que yo tampoco.

Con respecto al post anterior, por suerte no fue más que un mal sueño. Pero se sintió muy real (de esos sueños que realmente se viven y se sufren), y al despertarme en ese estado medio drogui con ojos abiertos pero cabeza todavía un poco confusa, me iba dando cuenta de a poco que por suerte estaba en mi cuarto, intacta.

Recién después de haber vivido medio día, bajo la ducha, volví a recordar todo. Se ve que mi consciencia había archivado todo en otro lado.

Beso grande!!
Eu

fede dijo...

oh, dos princesas en el mismo post...

viendo gasalla mientras estabas secuestrada... muy buena imagen!

sobre el deporte no digo nada, sencillamente porque soy uno de esos bichos raros del sexo masculino que directamente no se entusiasman con nada de eso; mucho menos con gente de chombita legacy, sweater al cuello, jean y zapatitos nauticos que se prestan a resaltar, mientras se golpean por ir detras de una pelota durante varios minutos, el concepto mas atroz: el ser nacional...

este finde está, quiza lamentablemente, bastante planificado, incluso el descontrol y hasta el estudio y los libros a leer y las cosas a escribir, y hasta la familia que hay que visitar (lo de lamentable refiere a que la sorpresa la tendre que aguardar en lo ya planificado, y que, ademàs, está todo tan planificado que hasta me parece, el fin de semana, varios días de semana normales; en fin, no sé de qué me quejo, si de todos modos descontrol habrá; como dice rosa, la monada quiere festejar! ;)

besos y buen fide para ambas

f.

EuGe dijo...

Ay Fede, totalmente de acuerdo con vos...en ese sentido (o en cualquiera, no lo sé), está muy bien que seas un bicho raro pues nada entusiasma más (al menos a mí tampoco) que gente como la que describes.

Entiendo lo de la planifiación del finde, de hecho tengo un post donde cuento que justamente las noches muy planificadas no son las que más me gustan. Pero, aunque sea en lo planificado, la sorpresa aparece. Y eso siempre termina siendo lo más lindo de ese tipo de fines de semanas.

Descontrole mucho, estudie, pero por sobre todo...haga lo que quiera!!

Buen finde para los 3! Besos.
Eu

Uma dijo...

Vio? nos agarramos de cualquier cosa! 100% argentinos!

EuGe dijo...

Umita: Sí, terrible! Ud. también ve rugby??

pablo dijo...

Euge, yo entiendo lo que decís del patriotismo, o patrioterismo, y el fanatismo espontáneo y absurdo y "sin sentido" de los argentinos, etcétera, etcétera... Fantástico, pero no estoy tan de acuerdo cuando decís cosas como "Qué ansiosos se ponen todos ante la posibilidad de un triunfo tan ridículo como levantar una copa después de haberse tirado encima de unos cuantos y haber machucado la cara de algunos otros".

Es decir, me parece que con esa postura te olvidás de que el rugby es, en definitiva, un deporte ¿no? Digo, más allá de todo el circo. En todo caso, es una visión muy reduccionista, es decir: "el fútbol son 22 personas corriendo atrás de una pelota", "el tenis son dos tipo pegándole a una pelotita", "el voley unos que saltan para pegarle a una pelota más grande que la de tenis", "un libro son un montón de páginas impresas con tinta".

Es cierto: todas esas sentencias, al menos en lo descriptivo, son tan reales como la que hiciste del rugby, pero la verdad es que no me dicen nada, simplemente porque un deporte (o un libro) puede ser otra cosa que me parece medio innecesario (y aburrido) explicar acá. Como si yo dijera: "qué ansioso se ponen algunos ante la posibilidad de ver una cinta de video en una pantalla donde losque se ven no son lo que son, sino unos tipos a los que les pagan por hacer eso y después se van a la casa, y todo es mentira, y encima hay quienes lloran cuando ven eso, qué nabos, qué fanáticos, y todo el mundo hablando de Darín..."

Es cierto que en todo esto se pone de relieve un montón de cosas odiosas que tiene que ver con intereses comerciales y percepciones horribles del ser nacional y demases. Ahí te entiendo. Pero noto algo exagerado en lo que decís. Hay muchos que simplemente disfrutamos de un deporte, así como se puede disfrutar del baile, por decir algo.

No sé, a mí no me parece tan ridículo alegrarse porque un equipo gane un torneo. Obviamente, entiendo que no se va la vida en eso, es simplemente eso: un torneo. Tampoco me parece ridículo que alguien llore por una película. Simplemente se ponen en juego ciertas pasiones, encontramos algo estético en el deporte (o en donde sea) y eso nos moviliza, es algo intrínseco del ser humano me parece, sólo que a algunos les pinta para un lado y a otros para otro, o para ambos.

Por otro lado, si fuera sólo por el circo comercial que se genera, entonces todo es una bosta, porque circo comercial hay en el rugby, la literatura, el cine... ¿no?

En fin, ¿vos qué pensás? Quizás me equivoco, pero bueno... Por eso te escribo, para saber.

Saludos.

Uma dijo...

no, no lo había mirado nunca hasta el domingo que fui a lo de una amiga y estaban todos mirandolo..no me quedo otra! por lo menos me entretuve con alguno que otro q esta bueno zafan..muy pocos.:)

EuGe dijo...

Pablo: bienvenido!
A ver, vamos por partes...
Sí, el rugby es un deporte. Pero vale aclarar que al escribir esa oración (que para vos demuestra una visión reduccionista de mi parte), lo que quise fue plasmar que yo considero ridículo ese deporte. El rugby, al igual que el boxeo, son los únicos dos deportes que jamás me provocan una mínima atracción como para poder mirarlos. Independientemente de esto, porque el post no se trataba de criticar al deporte en sí, lo que verdaderamente me molesta es este espíritu repentino que ha surgido en las últimas semanas. Personas que nunca miraban rugby, y que no demostraban el menor interés por ese deporte (y aún personas a las que no le gustaba), derepente se han convertido en increíbles fanáticos que hoy no hacen otra cosa que hablar de las maravillas de este equipo argentino, y de todas las cualidades de "nuestros" héroes, los Pumas.
Es de esta particularidad que me llama terriblemente la atención, de lo que yo hablaba.
Por supuesto que se puede disfrutar de un deporte, así como de una película o un libro (aunque, convengamos, son cosas totalmente distintas).
Cuando vos hablás del hecho de ver una película, estás hablando de ficción. Entonces, lo que ahí importa es la calidad y los elementos que forman parte de esa construcción imaginaria si se quiere, propia de la mirada de tal o cual director sobre el mundo, ó un mundo. Te puedo asegurar, que al menos en lo que a mí respecta, ver una película de Burton es sumamente más nutritivo (o atractivo) que ver un partido de rugby. Pero, esas ya son cuestiones personales.
Volviendo al tema, esa fiebre que se ha despertado y que deja en evidencia la casi desesperada necesidad de muchos de verse reflejados, como país o como sociedad, en un equipo deportivo que va por la "victoria"...me choca un poco. Digo, nadie le prestaba atención a los Pumas (salvo los que verdaderamente los siguen hace rato), hasta que empezaron a ganar con posibilidades de llevarse una copa en sus manos.
En fin, claro que nada de esto me quita el sueño...es sólo una observación sobre el fenómeno que se ha suscitado los últimos días.

Te mando un beso grande, y gracias por tu comment. Espero volver a verte por acá!

Euge

EuGe dijo...

umita: justo ayer una compañera de la facultad se derretía mientras me hablaba del famoso Hernández. Debo confesar que no los tengo muy en vista, pero no me cabe la menor duda de que algunos deben tener un buen cuerpito. De todos modos, esa cuasi perfección corporal nunca me ha atraído mucho en los hombres (formará parte de mi locura) :P
Ah! Me comentan que en Youtube hay un videito bastante interesante para las que gustan del Sr. Hernández. Le dejo el dato por las dudas. ;)
Kissesss!

pablo dijo...

Gracias por la bienvenida !!

Bueno, sí, estoy bastante de acuerdo con vos. Aunque el rugby no me repugna tanto, si bien tampoco me enloquece. Ni fu ni fa.

Gracias por responder.
Me alquilé Líbero, después te cuento...

Beso.

EuGe dijo...

Pablo: de nada!! Gracias a vos por pasar, espero que lo sigas haciendo.

Líbero, que bueno! Ojalá que te guste! Espero tus comentarios.

Un beso!!
Euge.