jueves, 16 de agosto de 2007

Sobre el sentido

Nada de todo esto tiene sentido, o quizás no lo tiene en términos abarcativos.
Creo que el sentido está dado por la interpretación individual de cada uno sobre una cosa determinada. Ya sea sobre un gesto, un texto, un dibujo, una película, un cuadro, o una canción.
Dada la multiplicidad de lecturas que existen de la vida, o del mundo en el que vivimos, los sentidos o no-sentidos adjudicados a una misma cosa-cuestión-momento pueden ser infinitos. Ergo, el sentido es relativo.
De la misma manera, esto puede aplicarse a todas y cada una de las cosas que en este espacio he escrito. Prefiero decir (o decirles), que verdaderamente nada de lo que aquí expongo tiene sentido -hete aquí el título del blog-, y así volcar en cada lector la pequeña tarea individual de adjudicarle o no un sentido personal a cada palabra o imagen. De todas formas, no sé si está bien utilizada la palabra "tarea" porque como lectores sensitivos que todos (en mayor o menor medida) somos, se desprende de manera casi natural e instintiva el modo particular de entender algo y el juicio que se hace de ello. [Entiéndase "lectores" no como adjetivo aplicado a aquél que tiene el hábito de leer sino a quien simplemente es y como consecuencia hace una lectura de la vida en términos generales.]
En definitiva, las palabras no son más que expresiones que mezcladas y en conjunto, forman un texto. La semántica, ortografía, y sintaxis son quizás las reglas que hacen que un texto sea formalmente aceptado como tal, y por ende pleno de sentido -coherencia- en esos términos generales. Pero del sentido del que hablo es aquél más profundo que se construye con cada mirada, con cada interpretación intrínseca al texto, y es en este sentido (valga la redundancia) que no existen leyes ni fórmulas para determinarlo.
Todo lo que en este espacio habita es -o fue- sentido como una forma de expresión, descarga, y comunicación; y si bien quizás puedan encontrar a las tres reglas bien utilizadas (semántica, ortografía, y sintaxis), y por ende justificar los textos como coherentes, vale aclarar que en ningún momento me he valido de la razón entendida como lógica para la expresión (de hecho no creo que alguien lo haga), sino más bien de la espontaneidad del sentir momentáneo, de la locura de sensaciones esporádicas (y de la locura de algunas que permanecen).
Dicho esto dejo a cada uno de ustedes con su mirada buscando, encontrando, o perdiendo sentido en Sin Sentido.

3 comentarios:

andres dijo...

paradojas del sentido
un texto que le da sentido a "sin sentido"
que extraño
no tiene sentido
en fin
besos

gonzo dijo...

tiene mucho sentido; de ahí lo de "sin".
me gustó esto, porque tiendo a creer eso mismo del sentido(sin "sin").
bueno, bye.

EuGe dijo...

gracias por sus comentarios y opiniones!!!
sentido sin sentido
euge.