sábado, 13 de diciembre de 2008

En el oeste

Escapo del contacto con la gente,
aislando la percepción de mis sentidos.
Chorros de indecisión programan momentos de soledad
donde todo parece ser más tranquilo, genuino, y melancólico.
Cierro la puerta y caen gotas de sinceridad al ritmo de la música.
Una cama cubierta de negro, el placer de tener wi fi,
y una invitación al pensamiento.

2 comentarios:

Jirafas dijo...

si bien ahroa practicamente soy un porteñito más, en el oeste están mis orígenes. también, dicen, está el agite.
ta bueno cuando voy a visitar a mis padres y ver el verde, oír la naturaleza, pocas bocinas y luz y más estrellas.

besos

fede

EuGe dijo...

Fede: En el Oeste está el agite. Justamente el título del post se debe a que mientras escribía sonaba en los parlantitos de la mini notebook que momentáneamente pasó por mis manos "El 38", de Divididos.
¿En qué parte del Oeste están tus orígenes?
Silencio, muchas más estrellas, luz de luna, grillos, chicharras, aire más limpio, quietud. Todo eso busco cuando yo voy para allá.

Beso,
Eu.-